Mi historia con Venus.

No esperaba absolutamente nada, sin buscar nada porque ya mis días de aventurero habían terminado, sin embargo en el fondo de mi, en algún lugar de mi alma quería encontrar a alguien que fuese única. Tal vez desde mi lugar es un poco difícil, mi carácter es chocante, mi personalidad extraña y mi amargura es una combinación que no creo que sea algo que alguien quiera a su lado…

El día que menos pensé, a metros de mi, sentí una energía distinta, seguí caminando a instinto puro, me pregunte ¿qué es lo qué sucede aquí? y ahí estaba ella!
Sin hablarme, sin tocarme, y sin siquiera verme. No pensé en robarle la sonrisa, pero si en como formar parte de ella, no tenia la menor idea de como hacerlo, sólo camine a paso lento cerca de ella, admirándola desde lejos, por un momento quería ir hasta ella  y extender mi mano, saber su nombre, apreciar de cerca su profunda mirada con misterio.

Para mi Venus era como una epifanía, quería que me viera, al menos un segundo, supongo que para mi eso era suficiente, me posicione a diez metros de distancia de ella, no podía dejar que se imaginara que yo la estaba observando. Por un momento quise ser el chico que se encontraba sujetando su mano, el podía tener todo lo que yo quería de ella, en ese momento…

Compre unas cervezas y antes de irme me pare en frente de ella, sin duda la mire con intención de que está vez se diera cuenta, que mi mirada se perdía en ella.
Camine al menos 1 Kilómetro pensando en aquella chica, pero preferí centrarme en echarla de mi cabeza, había pasado demasiado tiempo escribiendo referente a ella, había dedicado muchas horas escribiendo, cantando, dibujando, pintando, imaginando y anhelando el día, ese día que no fue como yo creía. Pero no puedo negar que sin duda alguna, mi alma sintió algo extraño, algo impactante, algo no común.

A lo largo de unos 76 días y para ser un poco más preciso un  7 de Marzo, en mi cabeza ya no estaba Venus, me olvide de escribir lo que ella nunca iba a leer, me deshice de mi loca obsesión por permanecer junto a la otra mitad de mi alma.
Decidí despertar temprano e ir a un lugar muy retirado de mi hogar, no sé, pero esa mañana desperté de muy mal humor, quise ir a algún lado, tuve que esperar por mucho tiempo un Auto-bus para llegar al instituto. Al encontrarme en el instituto me dirigí al cafetean  por una gran taza de café junto a un cigarro, necesitaba revivir, mis ojos se cerraban solos, y ocurrió luego de tanto la gran sensación que me quita el aire, paraliza mi cuerpo, haciendo que mi alma se desespere. En un principió, no pensé que fuese por Venus, pero ahí estaba ella, en el pasillo del instituto con su largo cabello, con ese color de piel único, y una energía que emanaba de su alma al estar cerca de la mía. Aunque no quería verla, era imposible que mi cabeza no diera un giro de 180g a la izquierda, viendo la obra de arte creada por Dios, pero a lo largo de 10 segundos, preferí seguir mi camino al cafetean. Supongo que Dios dedico tanto tiempo refinando cada detalle de Venus, haciéndola una obra de arte no fungible. Tanto como yo dure imaginando de como era Venus, sin duda alguna ni con toda mi imaginación pude llegar a imaginar a alguien que se le asemejara.

Despreocupado de todo, pero aun en el instituto caminando por mucho rato sin dirección, decidí sentarme en la parada del bus y desahogarme en mi libreta. A pesar de que Venus se encontraba cerca de mi, yo preferí no observar más sólo para complacer a mis ojos.
Debo admitir que en las pocas ocasiones que pude observar y admirar a Venus, para mi… Para mi es muy difícil describir todo esto, es algo inefable. En ese momento sentí su presencia en mi espalda, por un momento sentí miedo y emoción, Venus se sentó en frente de mi, junto a ella se encontraban sus compañeros de clases debo suponer, sentí que todo quedo en silencio, que todo a su alrededor desapareció, sentí como mi alma intentaba salir de mi cuerpo.
Sólo escuchaba su voz, observe por largo rato cada parte de ella , observando la forma en la que su sonrisa me cambiaba la mía, observando cada mueca o expresión facial de ella. Oh mi Venus después de tanto, pude tener la dicha de admirarte, eres hermosa. Disculpa mi orgullo de no querer volver a admirarte.

Extraña, egocéntrica, algo pedante, pero todo un misterio se guardaba en esos ojos raros y yo quería conocer que ocultaban. Mientras te observaba, pensé en tenerte, sabiendo que tú alma también se sentía atraída a la mía. No podía simplemente levantarme e ir hacia Venus y contarle todo esto, seria una completa locura. Espere el mes, el día, la hora y el momento indicado para decir o hacer algo que el resto no había hecho antes.

En mi retorcida cabeza imagine el momento en que mi alma se conectara con la de Venus y decirle: Venus, mira, mira donde nos encontramos, en el lugar que queríamos estar, tú viendo que yo soy lo que tú querías y yo viendo tú cara como siempre quise verla.

Mi extraña Venus, a veces las sorpresas existen en forma de serendipia.

Anuncios

Paracaídas

Recuerdo haber esperado por tanto tiempo, a que llegaras a mi puerta, que me dijeras que los dos cometimos errores y que aun existía la posibilidad de que volviésemos.

Me canse , me canse en esa larga espera, mí cabeza por un momento casi explota de tanto pensarte,  ¿realmente esto es bueno para mi?

¿Como alguien puede transformarse en una pesadilla diaria? no hubo un día en el que no recordara todo aquello que tuvimos, no paso un día en el que no quisiera llamarte como en aquellas noches en la que me pedías que habláramos por horas, pero es de suponer que ya es cosa ya del pasado para ti.

Quizás para muchos esto que viví contigo fue una total perdida de tiempo, tal vez ellos nunca conocerán la parte de ti que yo conocí, no dudo que me hundí en un hueco escarbado por mis manos, pero en ocasiones prefiero sentir dolor para olvidar lo que mi cabeza catalogaba como amor…

En lo que tuvimos, tuve tantos inconvenientes que no pensé que  terminaría algún día,  entre tanto cosas malas lo bueno en aquel entonces fue esa gran sonrisa que Dios te la cuide, porque esa sonrisa me cuido a mi en momentos en los que por dentro estuve destruido, en silencio sin que te dieses cuenta aliviaste mis dolores.

Pero es decepcionante el hecho de dar lo mejor de ti por alguien , el hecho de haber creído que esto era cierto y de haber pensado que aun había algo. Pero me equivoque, dos personas que hayan tenido un sentimiento mutuo o en este caso en común, no significa que olvidaran al mismo tiempo, es claro que fui un iluso. tal vez fui un idiota al creer que esto podría llegar lejos, cuando personas de mi confianza ya me habían informado sobre ti, pero no les creí, y en mi pensamiento pensé ; Si eso es cierto, pues yo le daré una oportunidad y creeré en ella. Definitivamente soy un apasionado que creyó que aunque todos pensaran que esto no funcionaria yo si.

Hoy luego de un largo tiempo, me pregunte si realmente valdría la pena volver a intentar algo entre nosotros. Me tope con tú mirada un poco distinta, con unos labios que me besaron, pero ya habías probado otros labios y con tus oídos que ya no querían escucharme.

Aquella mañana recordé el fin de lo que un día tuvimos, recordando aquel desinterés que mato todo esto, recordando que nada de lo que hice fue suficiente para ti. Me pregunte al menos unas 20 veces  “¿Donde quedo ese supuesto amor del que tanto me hablo? ” supongo que desapareció…

Cada vez que logro verte, de cerca o de lejos, estoy más seguro de que ya no existe nada. Nada que nos vuelva a unir, ya tú no eres esa niña por la cual me volví loco, por la que hice hasta lo imposible, esa niña que con solo  pensarme ya yo estaba ahí, en las buenas o en las malas sin importar nada.

  • Y la verdad es que espero que realmente otros brazos puedan abrigarte en las noches de invierno, que alguien quiere verte reír, verte feliz, y que te haga sentir en paz. Realmente si creo en que lo encuentres y te deseo lo mejor, yo espero algún día ver, sentir y oír  que alguien  quiera morir junto a mi, que este cuando yo este cayendo y en esa oportunidad ese alguien sea mi paracaídas.

Continue reading “Paracaídas”

Certeza

Carlos siempre fue un chico yendo despreocupado por la vida, se sentía en tranquilidad estando solo y preocupándose por él únicamente, no le importaba estar rodeado de un círculo social, y no porque se considerara a sí mismo como una persona aislada y asocial, sino más bien porque siempre tuvo la certeza que si algo tenía que suceder, sucederá sin forzarlo. Puede ser que el destino ya esté afirmado, de igual manera no voy a dejar de escribir mi libro siguiendo mis propias reglas. Sencillamente la vida es una, y pienso que no debería desaprovecharla con más días tristes, o de noches enojado porque las cosas no me estén saliendo bien, ya no pretendo llenar mi cabeza de dolores. Vine a este lugar a experimentar lo que yo desee con mi vida, al fin y al cabo solo me pertenece a mí, y soy libre de tomar mis propias decisiones. Puedo tener sexo con muchas chicas sin sentir amor. Lo que no me permito es estar con una chica sabiendo que puede ilusionarse mientras que para mí es diferente. No espero destrozar corazones, porque ya he sentido ese dolor antes, y aunque no me fue fácil recuperarme, al final lo logré. Hoy en día me gustaría tener a una persona que aprenda a amar lo que yo más odie de mí, mis fallas igual que mis virtudes, que cuando esté equivocado no tema decírmelo. ¿Sabes?, que no quede lugar para las mentiras, que podamos ser sinceros entre nosotros mismos en todo momento. Yo no la juzgaré sin antes escucharla. Tampoco quisiera tener una relación ‘perfecta’ para presumir a todos en nuestras redes. Para mí eso no es lo verdaderamente importante. Lo realmente importante y significativo para mí es la persona, y es más que suficiente.

Finalmente me di cuenta que la raíz de mis principales errores he sido yo, y me pregunto: ¿por qué soy la razón de que todo se arruine? Sigo en busca de respuestas y de una solución, algo que me ayude en dejar de ser siempre aquello que origina las fallas de todos los buenos momentos que he tenido, porque ya no quiero continuar así. He intentado dar lo mejor de mí, pero todo termina resultando en un choque que desploma hacía abajo. Hace un año y medio me tope con una persona que conozco desde hace mucho tiempo atrás, a partir de entonces pudimos conversar, y todo fue marchando bien semanas tras semanas. Al cabo de tres meses acordamos vernos, todo estaba dicho, éramos conscientes de lo que pasaría al reencontrarnos, y de lo que haríamos al estar juntos. Nada había tomado marcha hasta el momento en que su boca se encontró con mis piernas, consintiendo la parte que más le gusta de mí. Con el pasar de los días sus visitas se volvieron constantes, en las que cada vez conocía una nueva parte de su cuerpo. Y así llegó el día en que aprecié por completo su desnudez, puedo recordar claramente que quedé paralizado mientras mi mirada se perdía entre sus senos. Mi boca se aproximó a la suya y mis besos se fueron en cascada hasta caer en su poso en el que tanto me gustaba nadar y saborear con mi lengua. De aquella chica no me interesaba su físico, porque en ella había algo más profundo que eso, algo que muy pocos pueden llegar a descifrar, y para mí fue más que un placer descubrir más allá de lo que mis ojos podían admirar a simple vista, vi su alma, su verdadera esencia. Lo que pasó después fue que ella me detuvo a mitad de camino, temía que otro hombre volviera a pasar por esa puerta. Y yo, tuve la dicha de alcanzar a tocarla, pero no la obligué a dejarme entrar.

De ti

No, no voy a negar que al ver tus ojos siento que no puedo hablar y mucho menos cuando empiezas a hablar. Creeme no me gusta interrumpirte mientras hablas, es como que aprecio el momento en que tú quieres entablar una conversación conmigo.

de cierta forma me hace sentir importante, tú ojos mirándome, tú atención sobre mi.

Hay momentos en los que si me provoca callarte pero son mis ganas de besarte, suelo ver tus fotos, para mi eres como la princesa que el mundo no ve, eres un rompecabezas y yo quiero ser muchas de tus piezas.

Tal vez estoy exigiendo demasiado pero no importa porque quiero todo de ti.

Concreto

Intentas cargar con una carga que no es la tuya, te duelen las manos, los pies, tus ojos se están apagando ya quieres irte a dormir y olvidarte de la realidad.
Te sientes triste por querer tanto y tener poco, en ocasiones sueles decepcionarte de ti mismo.
A veces simplemente quisieras que todo volviera a empezar, así tendrías un plan para que todo salga bien. y en ocasiones quieres morir en ese vació oscuro que siempre prefieres estar, cubierto de soledad.
para tus ojos ya todos te han decepcionado, no sabes en quién creer, la mayoría de los que creías tus amigos te terminaron dando puñaladas, los que de verdad eran tus amigos los confundiste pensando que eran tus enemigos cuando eran tus aliados y ya no están.
Quieres correr hacia la meta y ser el primero en llegar, pero resulta que siempre tropiezas por nunca ver por donde pisas y caminando no sería la mejor opción es claro.
pero ve al ritmo en el que puedas llegar siempre a tu meta, en el que un día podrás ir más rápido que otros hacia tus objetivos.
Ya no pongas muros de concreto donde no hay nada, solo tu camino para seguir adelante.

Tal vez

Pablo siempre fue aquel chico despreocupado por la vida, le daba realmente igual si socializaba o no. él no era asocial, simplemente siempre pensó que si algo va a suceder, sucederá sin forzarlo a que suceda.

Tal vez el destino ya está escrito, igual siempre escribiré mi libro a mi manera. Tengo una sola vida como para pasar días tristes, como para pasar noches enojado por todo lo que me pase, no pretendo llenar mi cabeza de dolores.

Vine a este lugar a experimentar lo que yo desee con mi vida, solo me pertenece a mí y me seguirá perteneciendo.

Puedo llegar a tener sexo con muchas chicas sin sentir amor, pero lo que no puedo es tener sexo con una chica que se está ilusionando conmigo y yo no con ella. no quiero destrozar corazones, porque ya he sentido ese dolor y no me fue fácil recuperarme pero al final lo logré. hoy en día me gustaría tener a una persona que ame lo que yo no ame de mí, que sepa que estoy equivocado y me diga que lo estoy. sabes?  que dejemos las mentiras y seamos sinceros con nosotros mismos en todo momento. Yo no la juzgaré sin antes escucharla, yo no trato de tener una relación en la que se base de tener a todas las personas informadas en todas nuestras cuentas de redes sociales. sabes no me afecta el hecho de que agregues a una red social algo sobre nosotros. pero el hecho de que todo se base en que sino agrego algo a una red social contigo es porque no eres importante para mí. Cualquier persona podría agregar millones de cosas junto a ti a las redes sociales porque eres la persona más extraña y hermosa que volvió loco todos mis sentidos en el momento en que tus ojos solo veían los míos. recuerdo que hasta tu nombre me gustaba, resaltaba, combinaba y lo quería al lado de mi nombre. tal vez me excedí un poco pero es una expresión. recuerdo que en la primera cita solo charlamos ; realmente no intentaba impresionarte, quise ser yo mismo, la persona a la que verás a diario, si decides estar conmigo.

y pues contarte sobre mí no es mi objetivo. mi objetivo es que tú descubras lo que nadie ha logrado, y yo ser el primero en armar tú rompecabezas. hablamos por horas y al terminar la tarde se marchó. -realmente salió como pensé que saldría. una muy buena charla. saben? No todo se trata de besos y sexo. es claro que a todas las personas nos gustan los besos y el sexo. pero lo que nos lleva al sexo realmente es escuchar las palabras de esa persona y que dentro de ti retumben, que tus ganas de comértela aumente. que tus ganas de descubrir la belleza que oculta bajo su pantalón sean aún más para que cuando estés en ese preciso momento. Lo disfrutes, lo vivas, lo sientas, lo quieras, lo deseabas y lo estas teniendo. y sobre todo no quieres que pare.